Blog

Qué puede hacer el marketing por el pequeño comercio

Qué puede hacer el marketing por el pequeño comercio

A menudo vinculamos la palabra marketing con campañas publicitarias de grandes marcas, inversión en anuncios y packaging para promocionar un producto o servicio. En la mayoría de las ocasiones pensamos que es una inversión que como pequeño comercio no nos podemos permitir.

Es cierto que no podemos hacer un anuncio televisivo en hora punta o salir el primero en el buscador de google, pero hay muchas opciones que nos ofrece el marketing que, si podemos implementar en nuestros comercios, sin incurrir en costes en la gran mayoría de los casos.

Algunas de las funciones principales del marketing son: mejorar la comercialización de un producto/servicio, ofrecer un servicio excelente y personalizado y que nuestros clientes repitan su compra con nosotros.

Todo ello puede hacerse desde un pequeño comercio y por supuesto desde un entorno digital u online sin por ello, tener grandes gastos.

El pequeño comercio nos brinda muchas oportunidades para relacionarnos con nuestros clientes, conocerlos mejor, que necesitan y ofrecerles un servicio personalizado y fidelizarlos.

Hoy existen herramientas digitales gratuitas o con un coste muy reducido, que nos facilitan el proceso.

Para ello lo primero es saber quienes son nuestros clientes. Es fundamental tener una base de datos con su información principal a través de la cual podemos comunicarnos. Además, cuanta mas información tengamos, mas acciones especificas y personalizadas podemos ofrecerles (ej. productos que compran, tipos de compras, periodicidad, gasto medio, etc.)

Esto no tiene que hacerse a través de programas sofisticados, cualquier ordenador ofrece varias opciones y lo ideal es empezar con la que conozcamos.

De igual modo, las comunicaciones pueden hacerse por varios canales, desde el móvil hasta el mail, podemos enviarles comunicaciones, sin necesitar grandes inversiones ni conocimientos. Estas comunicaciones no tienen que ser invasivas ni insustanciales, deben tener un propósito y las debemos utilizar para mantener su interés en nuestro comercio, dándoles información que les pueda ser de utilidad, anticipando ofertas, abriendo canales de comunicación que les permita contactarnos para que podamos solucionar sus dudas o responder a sus quejas, en definitiva, para hacernos todavía mas presentes.

Lo que realmente importa es tomar la iniciativa para provocar su respuesta y realizar acciones dirigidas, personalizadas y ofrecerles nuestro producto con un valor añadido, diferente y mas cercano cuando lo necesiten, es decir, lo que en marketing llamamos fidelizar a un cliente para que repita su experiencia con nosotros.

De esta forma podremos competir un poco mejor con las grandes plataformas on line, dando un mejor servicio y superándolas en servicio. Ser proactivos e imaginativos en este entorno que nos puede parecer hostil pero que nos facilita herramientas digitales, hasta hace poco impensables, por los costos que conllevaban y que hoy podemos utilizar de una forma sencilla ya que las manejamos como usuarios.

Lo que verdaderamente necesitamos es imaginación para hacer las cosas de una forma diferente, un plan de acción y ser constantes con lo que emprendamos para beneficio de nuestro comercio.