Blog

Inversión en el mundo digital

Inversión en el mundo digital: ¿acierto o error?

Es sabido por todos que en los últimos años nuestras vidas han cambiado gracias a los avances tecnológicos y su implantación en nuestro día a día. Como es habitual y coherente este comportamiento también ha afectado a las empresas. Según el INE (Instituto nacional de estadística) las empresas con menos de 10 empleados han aumentado un 5 % en dos años el uso de medios digitales. Las empresas medianas –apunta el mismo informe– han aumentado desde el año 2016 hasta el primer trimestre del 2018 un 10 %, llegando así a que el 51,79 % de las empresas encuestadas trabajen y operen en el mundo digital. Esto podría parecer contradictorio pues vemos que no es exageradamente grande la apuesta de la pequeña/mediana empresa por este sector. Sin embargo, si bien el crecimiento es lento, una de cada dos empresas encuestadas utiliza estos medios digitales ya desde el año pasado, lo que induce a pensar que una empresa actual debería pensar en sumarse a este movimiento tecnológico imparable.

Esto induce a pensar que las herramientas digitales poco a poco van implantándose en el mundo empresarial, creando y generando un espacio que el cliente reclama. Si una web de una empresa no transmite confianza, si no existe un elemento activo que muestre la proactividad de la empresa en la transformación digital y de cuenta de una planificación estratégica y orientada a unos objetivos definidos, el cliente no depositará su confianza y finalmente buscará otras opciones.

Algo que ganaría fácilmente una empresa pequeña/mediana si apostará por una estrategia de marketing digital moderna.

Para conseguirlo, las PYMES necesitan incorporar estrategias comerciales a través del marketing digital.

Incorporando y apostando por una estrategia de marketing digital facilitaría y simplificaría las comunicaciones con nuestros clientes.

El avance, por tanto, es algo necesario y altamente beneficioso para las empresas que apuestan por él. Ahora bien, ¿cómo hace una empresa para sumarse a este cambio? Las principales ideas con las que tiene que contar una empresa moderna que quiera sumarse a la transformación digital con el objetivo de fidelizar más clientes y aumentar sus ventas son la reputación on-line, basada en la actividad de la empresa tanto a nivel social como a nivel informativo –hablamos por ejemplo de la actividad en redes sociales, de la comunicación de las ofertas o descuentos beneficiosos para el cliente, un blog con contenido creativo, dinámico y relacionado con la temática de la empresa– y un buen plan de marketing digital que apueste y tenga por objetivo modificar positivamente la estructura digital de su empresa.

Con todo ello, la inversión en el mundo digital aparece como una operación factible, necesaria y beneficiosa para la pequeña y mediana empresa. ¿Quieres contarno