Blog

Ejemplos de publicidad digital puntera

Ejemplos de publicidad digital puntera

Venimos asistiendo en los últimos años a una expansión en las nuevas formas de comunicar. Si antes los espacios destinados a emprender o a transmitir nuevas ideas era muy definidos y limitados, ahora sufrimos un ensanchamiento como nunca ha sucedido de estos nuevos canales de comunicación de ideas. No sólo los particulares han ganado un nuevo espacio donde exponer sus vidas, sus intereses y sus gustos, sino que estas herramientas también han sido fagocitadas por las empresas que han apostado por la integración y la transformación digital.

Los resultados son visibles. Si antes las campañas publicitarias venían en los periódicos o en los medios audiovisuales como formatos cerrados, los formatos digitales han convertido estas comunicaciones en una publicidad activa, electiva y, sobre todo, interactiva. Observamos como ya son muchas las empresas que apuestan por crear una estrategia publicitaria basada en la curiosidad –pensamos en los anuncios de Estrella Damm que ya se han convertido en todo un reclamo publicitario–, donde no se expone el corto en los medios habituales, sino un pequeño adelanto para suscitar la curiosidad de entrar en su web y, con ello, no sólo ver el cortometraje –en este caso concreto–, sino para poner al consumidor también en contacto directo con sus productos y sus servicios.

Otro ejemplo, por comentar otro más, es el ejemplo que nos da la nueva Movistar y su última estrategia de marketing, haciendo uso de las oportunidades que la publicidad digital oferta e innova continuamente. Aprovechando la euforia por la nueva esperada entrega de la última temporada de Juego de Tronos, y observando el panorama nacional que ha generado que algunas personas saquen banderas a sus balcones, su dirección de marketing –en una estrategia publicitaria brillante– ha juntado estos dos elementos y ha creado una campaña donde regala –por internet, ahí está la clave de nuevo– una de las banderas de juego de Tronos para ponerla en el balcón. ¿Qué ha conseguido con esto? No sólo hacerse eco entre los medios, que han tenido a Movistar últimamente en todos los programas comentando esta decisión –y haciéndole publicidad gratuita–, sino que además ha conseguido que muchísimas personas –que no están suscritas a sus servicios– hayan tenido que entrar a su página web y hayan tomado contacto con muchos de sus productos y sus ofertas –la web fue preparada unos días antes con ofertas a nuevos clientes–.  

Estas nuevas formas de hacer marketing y publicidad digital, de llegar al público, de vender productos y de potenciar la imagen de la marca están basadas puramente en la implementación de las nuevas tecnologías de una forma consciente y creativa, como podemos apreciar en estos dos casos. Las estrategias son distintas, los lugares también, pero el objetivo sigue siendo el mismo: captar clientes enseñándoles el centro neurálgico de la empresa que, ahora, ya no es la oficina, la fábrica o el producto, sino la web.

La transformación digital de estas empresas es puntera y firme.

Apuestan por los potenciales nuevos espacios donde invertir ya que saben que el panorama digital es un potencial escaparate al cual todo el mundo puede acceder. Obviamente, estas empresas lo saben y han invertido en su diseño, su marketinicación, su imagen y su estructura para así mostrar al cliente último que ellos, en definitiva, son la mejor opción.